≡ Menu

Abdías, vidente judio

Uno de los doce profetas menores ju­díos (nabi), asentado probablemente en Palestina tras la deportación de los israelitas a Babilonia. Su misión va es­pecialmente ligada a sus ataques proféticos contra el reino de Edom, en el sur de Palestina.
La cronología de Abdías es, sin em­bargo, discutida. Para unos, su misión tuvo lugar en el siglo ix; en este caso su hostilidad contra Edom vendría justi­ficada por el ataque de este reino con­tra Jorán, rey de Judá.
Parece más probable, sin embargo, que la figura del profeta haya que si­tuarla en el siglo vi, cuando, tras la caí­da de Jerusalén (587 a.C.) a manos de los babilonios, los edomitas llevaron a cabo repetidos saqueos sobre sus tie­rras e invadieron parte de su territorio; el libro de Reyes’ denuncia a «las ban­das de Aram» (Edom) y tanto los profe­tas como los salmistas posteriores a los acontecimientos siguieron maldicién- dolos. Incluso después de la desapari­ción de Edom, el reino quedó como prototipo de opresor del pueblo judío.
Abdías cree y espera la llegada del «día de Yahveh» o día del juicio contra las naciones (y en especial contra Edom). Se le atribuye el libro más cor­to del Antiguo Testamento (21 versí­culos), redactado, quizá, en el período posterior a la caída de Jerusalén (587 a.C.). En él se transmite el siguiente oráculo de Yahveh:
¿Acaso en aquel día no exterminaré de Edom a los sabios y de la montaña de Esaú la inteligencia? Y se aterrarán tus guerreros, oh Teman, de suerte que todo varón será extirpado de la monta­ña de Esaú. Por la mortandad, por la injusticia, contra tu hermano Jacob, te cubrirá la vergüenza y serás extirpado para siempre (Ab 8-10).